3699 Wilshire Blvd. Suite #700 Los Angeles, CA 90010 | (213) 387-5015 | e-mail: fabi@greenlawcorp.com

Manutención de los Hijos

La manutención de los hijos es la cantidad de dinero que una corte ordena pagar a uno a ambos padres todos los meses para ayudar a mantener a su hijo (o hijos) y a solventar sus gastos para vivir.

Cada uno de los padres es responsable en la misma medida por suplir las necesidades económicas de su hijo. Pero la corte no puede hacer cumplir esta obligación a menos que dicte una orden de manutención. Cuando los padres se separan, uno de los padres tiene que pedirle a la corte que dicte una orden para establecer paternidad (si no están casados legalmente) y también tiene que pedirle que dicte una orden de manutención de los hijos.

Los pagos de manutención de los hijos se siguen haciendo en general hasta que éstos cumplen 18 años de edad (o 19 si todavía están en la escuela secundaria por tiempo completo, viven en la casa de uno de los padres y no se pueden mantener a sí mismos).

Cada uno de los padres puede pedirle al juez que dicte una orden de manutención de los hijos como parte de uno de los siguientes tipos de casos:

  • Divorcio, separación legal o anulación (para padres que están casados o forman una pareja de hecho registrada);
  • Una Petición para establecer relación de paternidad (para padres que no están casados entre sí);
  • Una orden de restricción de violencia en el hogar (para padres casados o no entre sí);
  • Una Petición de custodia y manutención de hijos menores de edad (para padres que han firmado una Declaración de paternidad voluntaria O están casados o forman una pareja de hecho registrada, y no se quieren separar legalmente o divorciarse).

 

Cómo Calcular la Manutención de los Hijos

En California se usan “pautas” (guidelines en inglés) para calcular el monto de manutención de los hijos.

Si los padres no se pueden poner de acuerdo en el monto de manutención de los hijos, el juez decidirá el monto usando las pautas.

El cálculo de acuerdo a las pautas depende de:

  • La cantidad de dinero que ganan, o pueden ganar, los padres;
  • Qué otro tipo de ingresos recibe cada padre;
  • Cuántos hijos tienen esos padres entre sí;
  • Cuánto tiempo pasa cada padre con sus hijos;
  • El estado civil a los fines de la declaración de impuestos de cada padre;
  • La manutención de los hijos de otras relaciones;
  • Los gastos de seguro de salud;
  • El costo de compartir los gastos de guardería y gastos médicos no asegurados; y otros factores.

La orden de manutención de los hijos también puede exigir que los padres compartan:

  • Los gastos de guardería, para permitir que los padres puedan ir a trabajar o se capaciten o vayan a la escuela para adquirir destrezas laborales;
  • Los gastos razonables de atención de la salud de los hijos;
  • Gastos de viaje de la casa de 1 padre la del otro;
  • Los gastos educativos de los hijos y otras necesidades especiales.

El monto establecido por estas pautas se supone que es correcto. Sólo en circunstancias muy limitadas podrá un juez ordenar un monto distinto que el que establecen las pautas.

 

Cómo se Calculan los “Ingresos” Para la Manutención de los Hijos


La corte establece el monto de manutención de los hijos en función de los “ingresos netos disponibles” de los padres. El ingreso neto disponible es el que queda después de haber pagado los impuestos estatales y federales. La corte puede tener en cuenta para el cálculo de manutención las bonificaciones, comisiones, horas extra y otros ingresos suplementarios que no forman parte del sueldo básico, si determina que esos tipos de ingresos ocurren en forma regular.

NO se cuentan ciertos ingresos para determinar la obligación de manutención de los hijos. Por ejemplo, la corte no puede considerar los ingresos de:

  • CalWORKs;
    • Compensación general/Ayuda general; o
    • SSI (Ingresos de Seguro Suplementario).

 

Llame ahora para una Consulta: (213) 387-5015

Leave a Reply